martes, 10 de mayo de 2011

Y ahora que?

¿Y ahora que? Esa es la pregunta que se hacen muchos deportistas aficionados y otros mas cerca de profesionales que de aficionados, pero yo les pregunto ¿Como que "y ahora que"? Ahora a seguir entrenando!!!!!!! Esta cuestión suele aparecer tras realizar un logro, una meta que se tenía planeada y gracias a la cual te tiras del sofa una y otra vez, día a día durante meses e incluso años, a entrenar, a sufrir, pero... realmente, ¿que es una cosa sin la otra? Si no compites, decides no entrenar y si no entrenas mejor no compitas, aunque esto no es del todo cierto, hay un gran ingrediente en todo esto y es la autosatisfacción del logro, ya sea de una meta propuesta por un tercero, llamémosle competición, o simplemente una meta propuesta por ti mismo, estas también existen y realmente son las mas increibles.
En mi caso acabo de terminar los 101 kms de ronda, una prueba "popular" de larga distancia dado que hablamos de deportistas aficionados, entre los que me incluyo, en la cual he participado junto con mi novia en la modalidad de duatlón, sinceramente, hubo muchos momentos en los que pensaba que no terminaba.
Es cierto que en estas pruebas te exiges lo que tu quieres, tienes un margen de 24 horas, pero depende del gusto de cada uno, vas mas o menos rápido, mi novia y yo la verdad es que lo dimos todo. Llegas a poner tu cuerpo al límite, yo en la parte de carrera de montaña no podía mover las piernas, lo había dado todo en la bici, todo! sabía que es lo que mejor se me da y tenía que exprimirme al máximo y así lo hice, pero corriendo pagué las deudas y me arrastré como pude y eso es lo que me ha enamorado de este tipo de pruebas!!! Mis pulsaciones no subían, era simplemente que no podía moverme, el flato me estaba matando y no tenía energía! Pero podía correr, te mueves por cabeza mas que por fuerza, al final te encuentras con un tiempo que lejos de ser bueno si me sorprendió bastante, rocé las siete horas y sin pulir algunos detalles, que de haberlos pulido se baja de las siete horas con total seguridad al igual que mi chica con ese meritorio cuarto puesto en su categoría con nueve horas.
Durante la carrera varios lugares a recordar, uno de ellos es un repecho de escasos 200 metros con un porcentaje de 28% de media, realmente espectacular!!! La bici se levantaba, me hubiera gustado coincidir con otros tres compañeros de carrera en ese repecho, Paco, Javi y Pakico, hubiera sido un pique muy bueno, pero lo mejor es verte rodeado de gente con la bici a cuestas animándote por ser uno de los pocos en ese grupo que está subiendo montado, llegas arriba, la gente te grita y piensas "por Dios si esta gente sabe que son un aficionado cualquiera" te animan por lo mismo, ya sale mucho profesional en la tele, a la gente le gusta ver a aficionados luchando, otro punto es la subida a la ermita, que en nuestro caso era corriendo, bueno en el mio andando. Cuando vas avanzando solo se veían ciclistas con la bici a cuestas y alguno que otro intentando subirla montados. El colofón final es la famosa cuesta del cachondeo, cinco kilómetros de muy alto desnivel y adoquinada, sumando al hecho la poco mas que cero energía que te queda en el cuerpo, vas subiendo y no te lo crees. Pero lo mas grande es entrer en el pueblo, la gente por el mero hecho de terminar se desgañita animando, gritan como locos, se te pone una nuez en la garganta y te tiras un rato con ganas de llorar hasta que asimilas lo que has logrado.
Eso es lo que viene ahora, entrenar para cuando se te cruce otra carrera o competición pues te puedas apuntar a disfrutarla y si no pues tus propios retos esos que no le importan a nadie, ni salen resultados oficiales en ningún sitio pero que a ti, al protagonista de esta historia, le proporcionan la libertad del haberlo logrado!!!!!!!!!!

Ánimo a todos y cada uno de los deportistas que lean esto!!!!


P.D.- Me siento tremendamente orgulloso de mi chica, cada día me sorprende mas.