sábado, 20 de agosto de 2011

Pasión sin mas.

Carolina suena nuevamente en mi despertador, es mi canción favorita, cierto pero empiezo a odiarla, no son mas que las cinco y media de la mañana. Piloto automático, desayuno mis tostadas con el café, el zumo y unas galletas, me lavo los dientes, aseo diario y antes de abrir los ojos me veo saliendo de la cochera encima de mi eterna compañera.
El aire frío de la mañana me corta la cara, solo se escucha el rugir de los tubulares en contacto con el asfalto. Antes de pensarlo mejor subo un par de piñones y cojo rumbo a portman, mejor no reflexionar de si tiene sentido o no pedalear a estas horas. Ya comienzo a sentir calor en las piernas lo que significa que pronto el resto del cuerpo entrará en calor.
Al fondo se divisa la subida, son las seis y media, mis pulsaciones ya entran dentro de un margen normal y comienzo a notar como mis pulmones se ensanchan lo suficiente para alimentar las necesidades de esa máquina tan precisa a la que llamamos cuerpo humano, me pongo en píe, bajo un par de piñones para endurecer la marcha y acelerar el ritmo de subida, mis oídos dejan de captar información, se colapsan con el sonida de la entrada y salida de aire en mis pulmones, las primeras gotas de sudor que se deslizan por mi frente coinciden casualmente con los primeros rallos de sol calentando mi cara mañanera. Una tras otra, una tras otra, solo pienso en dar la siguiente pedalada, una tras otra, sincronización máxima respiración-pedaleo-balanceo y lo que viene ahora ya lo conozco, es la gran pregunta con esa tan brevísima respuesta ¿Porqué sufro de esta manera subiendo día si día no estas carreteras? Muy fácil, pasión.

martes, 16 de agosto de 2011

12 horas nocturnas Mundobici Cartagena (Continuación)

Al llegar a la zona de descanso, me encuentro con los compañeros de equipo de mi cuñado,en sus caras se podía apreciar como el cansancio hacía mella, no hay que olvidar que la noche pesa,al hecho de ir agotado por el intenso esfuerzo, hay que sumarle el sueño que te invade cuando paras a descansar y ellos siendo un equipo de tres decidieron hacer una vuelta cada uno, lo que implica que en el mejor de los casos, cada uno de ellos descansa un mínimo de 50 minutos y un máximo, en el caso de ellos, de 60 minutos, dado que su ritmo era de 25 a 30 minutos por vuelta, ritmo brutal, pero mas brutal era la espera con sueño y en sus rostros se reflejaba, el sueño es peligroso compañero. Pues una vez allí, tal y como relaté en el post anterior, llegaba para descansar un rato, no sin antes informarme de mi posición, seguía a una vuelta, por momentos me dieron ganas de salir otra vez pero pensé he hice lo correcto, comer y descansar, estuve prácticamente una media hora cuarenta minutos sentado, comiendo y bebiendo bien, incluida una barrita mágica con cafeína, lo cual a las cuatro de la mañana se considera bastante apropiado ¿no crees? tras ese periodo de tiempo sin levantarme de una silla, me pongo en pie a comprobar como está la máquina, al parecer todo correcto, recargo bidones y salgo pitando. Las piernas responden perfectamente, me incorporo y meto una arrancada en la primera zona de camino llano, un bonito y sinuoso camino que te lleva hasta la primera subida, ahí es donde sabré si he descansado bien o no, lo cual afortunadamente es cierto, iba perfectamente,en ese momento, no recuerdo hora exacta, decidí ir hasta el final, jugarme todo a una carta, no iba a parar hasta el final, adelanto a gente de mi categoría, creo que solo quedamos esos dos locos, otro que va primero y yo, hago cálculos mentales, bajo los efectos de la "no-glucosa" y llego a la conclusión de que he de sacarles una vuelta a los dos que acabo de adelantar, ni una palabra mas, aprieto los dientes y sigo pedaleando y de repente esa sensación, la rueda trasera cimbrea, blanda, por momentos pierde aire, me paro e intento arreglarlo pero me cuesta un infierno, no tengo fuerza en las manos, no encuentro los desmontables, justo en ese instante aparece una moto de la organización ofreciendo ayuda, reparando el pinchazo me adelantan los dos corredores que me preceden, mi enfado es mayúsculo, terminamos la reparación y salgo disparado, Dani desde la moto me mira perplejo, vamos a la par moto y ciclista hasta las zonas complicadas para la moto.
Momentos después, a dos o tres kilómetros, adelanto a un corredor de mi categoría, pinchado, le pregunto si necesita algo pero no es necesaria mi ayuda dado que la moto llega instantes después. Llego a la línea de meta, paso como alma en pena, las cinco y media de la mañana, escucho exclamar a los jueces, con un tono de sorpresa al verme pasar, para mis adentros pienso solo en que estoy a un apretón de hacer podio, he llegado tarde, me sacaban casi 40 minutos y estoy a punto de hacer podio! la siguiente vuelta fue la mejor, me encontré con un grupo de corredores por equipos, estuvimos juntos media vuelta, unas veces tiraba yo otras ellos, pero mis piernas solo aguantaron un par de subidas.
Tras esa subida, me gustaría deciros que recuerdo como sprinté hasta el final remontando espectacularmente la carrera pero no, realmente no recuerdo mucho, solo pasar por donde estaba el equipo de mi cuñado y tirar el camelbak, Luis Egea de lejos me gritó ¡No pares! mi cuñado y su equipo me animaron a muerte, pero de la última vuelta solo recuerdo una cosa, el amanecer, la libertad de ver el camino entero, ver salir el sol en estado casi agónico hace que percibas las cosas de otra manera, mas intensamente se podría decir, en fin, fue una vuelta muy dura, ya no me quedaba nada, pedaleaba con el corazón, con raza como dicen algunos.

Ya en meta paro dado que solo restan poco mas de veinte minutos para las ocho de la mañana, así que la carrera para mi ha terminado, no tengo ni idea de cuantas vueltas he dado, hasta el momento de la entrega de premios no sabía nada, momento en el que me comunican que estoy empatado a vueltas con el tercero el cual entró antes que yo en meta lo que con estas reglas implica su vitoria frente a mi.

La carrera es muy dura pero dos días después ya puedo decir que la repetiría, es posible hacerlo mejor, se disfruta de muchas horas encima de la bici y si te organizas puedes tener opción a podio, pero no todo se trata de ganar, a veces hay otras sensaciones que te aportan mucho mas que una victoria.

Un saludo a todos y gracias por la organización, no faltó de nada y se lo curraron un montón, toda la noche en vela viendo ciclistas pasar, tiene que ser durísimo.

domingo, 14 de agosto de 2011

12 horas nocturnas Mundobici Cartagena

Doce horas para completar el máximo de vueltas posibles a un circuito de once kilómetros, así de sencillo, individual, por equipos de dos o tres personas, realmente y con la mano en el corazón, un verdadero espectáculo de sufrimiento. Un servidor eligió la modalidad individual por el hecho de plantearlo como un reto personal, dado que es la primera vez que me aventuraba en una prueba de este calibre y encima de noche, lo que le da un plus de dificultad.
Si bien es cierto que no podemos comparar directamente esta disciplina con ninguna otra, digamos que en tiempo de sufrimiento lo que mas se asemeja podría ser un "Ironman" siempre con el permiso de esos increíbles deportistas, ejemplo de dedicación y entrega. No podemos olvidar el punto que aportamos tener lugar el evento en horas nocturnas y discurriendo por un circuito precioso y duro, duro a mas no poder y mas cuando se van sumando las horas, las vueltas, el sueño...

Mi vivencia de los hechos ha sido digamos peculiar, empezamos con una vuelta perdida por llegar media hora tarde debido a circunstancias que bien lo requerían, lo primero es lo primero, una vez en la zona de carrera, surgen los problemas inerentes en no estar con tiempo suficiente para prepararte tanto tu como tu máquina, las luces no se acoplan bien al manillar, la gente seguí aventajando vueltas en mi contra, no conocía a mis rivales y desconocía en parte el circuito, reparo como puedo la "avería" y salgo como alma en pena, durante las primeras cuatro vueltas pedaleaba como si no hubiera un mañana, a ritmo endiablado intentando remontar y siendo consciente de que eso me iba a pasar factura y me la pasó. Terminando la cuarta vuelta decido parar a descansar comer bien y cambiar el cable del cambio trasero el cual, nunca mejor dicho, pendía de un hilo. Al llegar a la zona de mete y no ver ningún dorsal naranja me desanimo, pregunto a la gente y me comentan que han salido doce en mi categoría ¿donde están? ¿Realmente me han aventajado tanto? Mi cara era un poema, mi cuerpo no podía mas y solo han pasado unas horas, tres quizás, no lo recuerdo con exactitud, al ver mi estado de ánimo, mi cuñado y compañero de entrénos se acerca a la dirección de carrera y pregunta por mi posición, informandome de mi cuarta posición a dos vueltas de los que me preceden, ambos empatados a vueltas, uno de ellos un Señor de 61 años el cual parecí un tractor, a su ritmo pero un tractor. Con esa información y los ánimos de mi chica y mi hermana, decido seguir, total, son doce horas.

Entrando a la explicación del circuito solo decir que tenía de todo, zonas técnicas que a la luz de una linterna asemejaban ser el doble de difíciles, la subidas al no divisar el final se hacen largas, muy largas.

En la séptima vuelta aproximadamente, noto una sensación que no me gusta nada, al intentar subir piñones me faltaba fuerza en una mano, no podía subir piñones, era necesario soltar el manillar para poder accionar al maneta, inmediatamente decido que la próxima media hora iba a transcurrir sentado en una silla comiendo y bebiendo tranquilamente... continuará

miércoles, 3 de agosto de 2011

Y tu, ¿La vives?

No hace mas de un par de días vi una película de esas "románticas" o lo que en la actualidad se define de tal manera y me vinieron a la cabeza diversas reflexiones y con ellas este post ¿Sobre que tema? pues de Amor, si lectores, de Amor.

Una palabra que engloba diversos significados e interpretaciones, unos en un principio dan ese termino al hecho de confabularse diversos procesos químicos, físicos y psicológicos, lo que hace que nuestro ser, nuestra conciencia se quede un poco coaccionada, de repente nuestra supervivencia ya no engloba solamente comer, beber y respirar, aparece un factor mas, mejor dicho, una combinación de factores concentrados en una sola persona por la cual a partir de ese momento sentirás ese Amor del que tanto se habla, pero pensemos por un momento, desde que tengo uso de razón, a este concepto siempre ha ido asociado una "coletilla" que esta sensación solo se vive una vez, que cuando encuentres el "Amor" de tu vida no lo puedes dejar escapar, analizar esta "coletilla" a fondo y objetivamente.

Es irrevocable el hecho de que no todos somos iguales y no a todo el mundo le afectan las mismas cosas, los mismos conceptos, hechos, efectos de igualmanera y esa "coletilla" ¿como afecta a la gente? Lo hemos visto en películas, leido en miles de libros desde las mejores obras maestras hasta en los dibujos animados infantiles, crecemos con este concepto y luego ¿que?

Pues bien, es facil llegar a la conclusión de que debería de diferenciarse entre el proceso que tu cuerpo muestra y siente cuando por primera vez se encuentra esa combinación perfecta, la que te completa, pero no por el hecho de impresionar la primera vez de una manera abismal se tiene que afirmar de una manera tan rotunda que no volverá a pasar, es evidente que nunca mas se repite una primera vez en algo, sencilla conclusión.
Mucha gente vive desesperada y encerrada en sus vidas por no tener el valor suficiente de no creer en que todo eso que le han contado no es del todo cierto. Has probado no ha funcionado, sigue viviendo, volverá a pasar y volverás a encontrar otra persona con esa combinación perfecta e incluso con mas matices perfectamente aplicables a la unión reactiva que es la pareja.

Al fina son muchas mas cosas, existe una admiración constante hacía ella, tu pareja, un apoyo, un respeto todo esto y mucho mas a parte de esa simple necesidad de verla, es mucho mas y si se repite, nunca será lo mismo, no es química exacta, se podría decir que es alquimia...

Y como tal alquimia la combinación puede llegar a ser mágica, lo digo con conocimiento de causa, no soy el único que ha tenido esa suerte, paciencia tarde o temprano podrás terminar de ver esa película y pensar lo mismo que yo pensé, el Amor verdadero no desaparece de tu vida para siempre, eso es de cuento de hadas, impuesto para encadenarnos y no quejarnos, el amor verdadero lo forjas, nace de esa mezcla alquímica dando como resultado esa magia. Magia que yo me alegro de vivir.

Y tu, ¿la vives?.