jueves, 10 de marzo de 2016

Piano piano si arriva lontano

 
Hace unos días mantuve una conversación sobre los efectos que tienen en nosotros el hecho de haber cumplido el objetivo propuesto, que pasa cuando llegas a la línea de meta de esa carrera que te ha costado tanto preparar?

Como no soy ningún especialista en la materia, solo voy a hablar de mi punto de vista y de mis experiencias esperando poder ayudar a todo aquel que en algún momento de su carrera deportiva haya perdido la motivación por este mal que yo he tenido bien a denominar como Resaca Post Meta. 

Dicho mal o afección la he sufrido en varias ocasiones, la primera de ellas fue quizás la más significativa debido al increíble bajón de forma que tuve. Fue tras participar en los 101 de ronda, creo que fue en la edición del 2011, fuimos varios y nos lo preparamos bastante bien, de hecho, si no hubiera ido de novato corriendo, podría haber hecho muy buena marca, pero lo importante vino después, una vez en casa.

Lo habitual, siempre y cuando no seas profesional y lleves una planificación estricta, es que uno se tome un descanso, pero el problema viene que ese descanso te lleve a una completa y total inapetencia de entrenar, esa sensación de saber que tienes que entrenar, no para ganar el campeonato de tu calle, no, simplemente porque tu cuerpo te lo pide, eso te lleva a un malestar general que poco a poco te va minando e incluso te afecta en tus relaciones para con el resto de la gente.

Os voy a decir lo que yo hago, tampoco es la panacea ni la solución a los problemas deportivos de nadie, es lo que yo hago, veréis, en primer lugar lo que me propongo es una mini tarea, algo que haces habitualmente, sencillo y rutinario, digamos que puede valer hacer la cama o prepararte el desayuno e incluso simplemente el café mañanero, pues comienza a hacer esa tarea lo mas perfectamente posible que puedas hacerlo, investiga la mejor manera de hacer el café o haz la cama como si fueras un boina verde en plena instrucción, parece una tontería pero cuando han pasado varios días de realización de tu tarea perfecta, poco a poco vas cargando las pilas piscológicas.

El siguiente paso son los videos, si, videos que te gusten, que te motiven, si eres triatleta por ejemplo



O si eres corredor de montaña podría valer algo así



Pero también podemos ir a videos mas generalistas que pueden valer para todo y todos como por ejemplo esta maravilla que nos regaló Sylvester  Stallone






Lo que tienes que hacer es buscar tus videos favoritos, marcarlos y guardarlos para verlos en esos cinco minutos que son tuyos y solo tuyos, por la mañana desayunando, en el baño, por la noche al acostarte, en el metro, da igual, pero aprovecha esos minutos para ver estos videos que te levanten las ganas de comerte el mundo. Hablo de videos porque son mucho mas directos, si están bien hechos te entran hasta lo mas profundo de tus entrañas y encuentra el hilo que tira de tu motivación. Yo tengo una carpeta de favoritos llamada "motivación" en mi explorador de internet.

Poco a poco irás viendo que esa bestia interior, como dice Rocky, irá aflorando y te pedirá guerra, en ese momento lo único que tienes que hacer es dársela, olvida las series, las tiradas largas, la técnica de carrera, de remada, las dominadas, solo sal, corre, nada, escala, pedalea, sin razón, sin rumbo y sin pretensiones, cuando te apetezca, aunque esté lloviendo, si te apetece, no apacigües a la bestia, dale rienda suelta y disfruta. 

Recuerda, los depósitos están vacíos, vienes de darlo todo en tu anterior meta y ahora están recobrando fuerzas físicas y mentales, no esperes estar en tu mejor estado de forma, todo llegará.

Piano piano si arriva lontano 


Cuando menos te lo esperes, estarás de nuevo cogiendo forma y ya tocará sumergirte de lleno en una nueva meta, un nuevo planning de entrenamiento que si lo haces bien, te llevará a estar mas fuerte que antes, porque la caída es dura pero no caes tanto, aunque parezca mentira estás mas en forma que cuando empezaste la temporada pasada.

Esto mismo es aplicable a cuando por la razón que sea, estamos convalecientes, tienes que mirar para delante, tienes que tener fe en lo que te apasiona y arrancar motores, se oxidan, si, pero para eso estamos, para desoxidar el motor, la patata que llevamos en el pecho y volar, a nuestro ritmo, al de cada uno, que nunca hemos de olvidar que cada uno vive su universo personal, cada cual tiene sus metas y sus hazañas esperando ser conquistadas, da igual el ritmo, lo importante es no darse por vencido y luchar!



Os dejo un video para que lo destrocéis a críticas ( siempre constructivas claro) llevaba tiempo queriendo probar a editar algo y la mejor ocasión fue hace poco cuando le mandé a un colega, un guerrero, mi primera "edición" con perdón de los editores de verdad, para mandarle un mensaje de ánimo, así que decidí hacer otro, quien sabe, lo mismo me va bien como "youtuber" jajajaja 









Un saludo!!